Sin respuestas
Borja Martín
Desconectado
Registrado: 16/03/2009

Un equipo de investigadores, espeleólogos y científicos españoles han descubierto en las profundidades de la cueva Krubera-Voronja de Adjasia ( la sima más profunda de la Tierra, 2191 metros), en el Cáucaso oriental, lo que puede ser la comunidad de fauna viva y a mayor profundidad del mundo. Dicho ecosistema estaría formado por seis nuevas especies de invertebrados de pequeño tamaño, que están pendientes de ser catalogadas. Los resultados han sido publicados por el biólogo español Alberto Sendra en la revista International Journal of Speleology.

"Lo que hace insólito este trabajo y le da un valor de interés excepcional a nivel mundial es la descripción por primera vez de la comunidad de vida animal más profunda del mundo, a menos 2.000 metros, un ecosistema único constituido tanto por animales terrestres como acuáticos", señala Alberto Sendra.

Los animales descubiertos se tratarían de, "un grupo de pequeños invertebrados muy parecidos a los que vivirían en el suelo de cualquier jardín pero adaptados a las condiciones de profundidad", dijo Sendra.

Las condiciones ambientales se caracterizan por tener una temperatura muy poco variables, altísimo grado de humedad, y por la escasez de recursos alimenticios, cosa que resiste muy pocas especies de los artrópodos conocidos hasta ahora.

 

 

Imagen de uno de los milpies descubierto

 

 

 

Según el Sr. Sendra, los científicos creían que aunque a la cueva presentaba una gran comunidad viviente, conforme se fuera descenciendo ésta "desaparecería paulatinamente". En cambio, pasó lo inesperado: "Cada vez que se profundizaba, seguían apareciendo formas de vida".

La organización de la expedición fue a cargo del grupo CAVEX de la Universidad de Moscú, del que son integrantes, algunos espeleólogos españoles como Sergio García-Dils, Pilar Orche y Javier Le Pera. En dicha expedición participó, Alberto Sendra y  Ana Sofía Reboleira, que también es coautora del artículo en la revista International Journal of Speleology.

"Es un grupo muy heterogéneo de investigadores, hay desde fontaneros hasta profesores de Harvard y muchos son españoles", dijo Sendra, quien describe que la expedición fue un trabajo bajo "condiciones infrahumanas" para recoger las muestras de fauna tan necesarias para el estudio.

"Estamos convencidos de que hay nuevas sorpresas y queremos investigar más", señala Sendra. Otro grupo de científicos tiene previsto volver a la cueva en 2013 y completar los estudios de este nuevo y desconocido hasta la fecha ecosistema, aunque los recursos económicos de Alberto Sendra y todo su equipo son por ahora escasos...

 

Podéis ampliar la noticia aquí.

Fuente: el mundo.es